La versión en papel del diario Público de hoy llevaba un comprensible gráfico de cómo está el acceso a Internet en los hogares españoles. La sensación es de que hace bastante tiempo que no se avanza y que la barrera de poco más del 51% de hogares conectados es realmente un barrera infranqueable. El mapa dibuja claramente las dos velocidades, la rápida, encabezadas por Madrid y Catalunya y la lenta, con Extremadura y Galicia por debajo del 40%.

El artículo también remarca el alto precio de las conexiones en comparación a la media europea: ¡un 70% por encima!. La combinación de alto precio con la “sensación de poca utilidad” parece que son los frenos que ralentizan el crecimiento de la conectividad doméstica. A todo esto podemos añadir la mala atención de los proveedores a los usuarios y la mala calidad de la conexión que sufrimos los que estamos dentro del 51% de los conectados.

Penetració de la banda ampla a l'estat

La Secretaría de Telecomunicaciones y Sociedad de la Información, organismo encargado de la cosa y dependiente del Ministerio de Industria, lo único que parece que hace es negar la obviedad y encargar estudios (y dar la culpa al P2P).

[Acceso a Internet en los hogares españoles]

Anuncios